Edificio del Istmo, historia viva de La Línea

544
arcgisa


Uno de los edificios más antiguos de la ciudad y, por tanto, emblema y la más impronta historia viva de La Línea.

Este complejo, construido entre 1863 y 1865 con sillares del Fuerte de San Bárbara, estuvo destinado a las antiguas dependencias de la Comandancia Militar. Así, forma parte del nacimiento de la ciudad ya que los primeros asentamientos civiles lo protagonizaron personas al servicio del ejército.

El edificio, referente y punto de encuentro, corona la plaza de la Constitución en un espacio clave del centro comercial de la ciudad. Su majestuosa fachada está formada por tres cuerpos. El central consta de tres alturas y una imponente puerta de entrada de doble hoja. Los cuerpos laterales, con planta baja y primera planta, presentan cuatro ventanas en cada piso.

En la actualidad, se trata de uno de los mayores centros de exposiciones de la zona que recoge la historia y cultura de la ciudad de La Línea desde finales del siglo XIX hasta nuestros días.

En este sentido, el Museo del Istmo alberga dependencias de la Delegación de Cultura como el Archivo Histórico Municipal “Francisco Tornay”, la Biblioteca Pública “José Riquelme” o la Sala de Exposiciones Temporales Istmo-Comandancia.

Los fondos del Istmo están compuestos por dos mil negativos sobre La Línea, carteles de fiestas, piezas arqueológicas y objetos cotidianos. Algunas de sus salas están dedicadas a la muestra de colecciones, así como exposiciones itinerantes de pintura y escultura. Su magnífica biblioteca encierra temas históricos, maquetas, utensilios y herramientas. La entrada al edificio es gratuita. Las visitas en grupo deben ser concertadas con antelación.

El edifico Istmo nos brinda la oportunidad de conocer nuestro pasado para construir un prometedor futuro juntos, recordándonos, una vez más, la riqueza escondida de nuestra ciudad.