Nafti regresa al rescate del Mérida y debutará ante la Balona

474
arcgisa


El Mérida anunció a última hora de la tarde de ayer el regreso del técnico con el que comenzó la temporada, Mehdi Nafti (Toulouse, Francia, 1978), que fue destituido antes de Navidades porque le dijo al presidente del club que la plantilla estaba confeccionada para salvar la categoría. Dos meses largos después, el franco tunecino regresa precisamente para eso: para salvar al Mérida del descenso a Tercera.

Se encontrará, eso sí, con una plantilla seminueva, tras las siete bajas y los seis fichajes del mercado de invierno, y algo diferente: mejor armada defensivamente pero de menos talento en la parcela ofensiva. Carecerá del desborde de Mustafá, de la clarividencia de Álex Bernal, de la experiencia de Javi Hervás o de la pillería de Hugo Díaz, pero se encontrará con los mimbres defensivos de los que carecía entonces en las prestaciones de Golobart, José Cruz, Checa y Nana.

Aunque el guion de la historia suene rocambolesco, la decisión y el regreso tienen el beneplácito de casi la totalidad del Romano, que jamás estuvo de acuerdo con la destitución en su día de Nafti, que se despidió entonces de la gente como un caballero y que este mediodía volverá a dirigirse precisamente a esa gente en su rueda de presentación como nuevo entrenador del Mérida. La ilusión ha vuelto a pasear por tanto entre la hinchada romana, tras el desencanto del resultado del sábado.

Porque con Nafti, mejores y peores partidos aparte, al equipo se le veía actitud y un plan: presión potente en el tramo inicial de cada parte y repliegue intensivo después, con una circulación de balón veloz de dentro hacia fuera. Si el equipo aspiraba entonces a entrar en playoff, las sensaciones eran insuficientes; pero si la plantilla estaba para salvar la categoría, los resultados estaban muy por encima de lo que había.

El debe, en la primera vuelta y ahora, sigue siendo la imagen y los resultados del equipo a domicilio. El domingo, sin Javi Chino y Golobart, Nafti redebutará en el Romano ante el Linense.