Los hospitales de La Línea y Punta Europa de Algeciras han acogido recientemente unas jornadas formativas, dirigidas al personal sanitario e impartidas por la Policía Nacional, para prevenir las agresiones en el ámbito sanitario. La publicación de la Instrucción 3/2017 de la Secretaría de Estado de Seguridad, sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud, ha propiciado esta iniciativa, que se está desarrollando por todo el país.

Las jornadas tienen como objetivo prevenir y afrontar con seguridad, mediante técnicas de escucha activa y contención verbal, aquellos casos que pudieran derivar en agresiones físicas y/o verbales.

La gerente del Área de Gestión Sanitaria del Campo de Gibraltar, Carmen Montaño, ha subrayado la “importancia” de la celebración de esta iniciativa y de “la necesidad, tanto de la concienciación en la utilización de estas medidas preventivas, como en la motivación al personal sanitario que desarrolla su trabajo diario en convivencia con este tipo de situaciones”.

Estas jornadas han servido, además, para informar de la figura del Interlocutor Territorial Sanitario como canal de comunicación permanente con la Policía Nacional y de las nuevas medidas que está desarrollando la Secretaría de Estado de Seguridad como la adaptación de la aplicación ‘Alertcops’ para este colectivo, que proporcionará una respuesta inmediata, eficiente y discreta por parte de la Policía Nacional ante situaciones críticas. Asimismo, se ha insistido en la importancia de denunciar estos incidentes, a fin de conocer la situación real en este tipo delictivo y de evitar la impunidad de los agresores.

“Tolerancia cero” a las agresiones

Recientemente, la consejera de Salud, Marina Álvarez, ha reiterado la “sensibilidad y compromiso” del Servicio Andaluz de Salud (SAS) con las agresiones a profesionales, señalando que “nuestro objetivo es conseguir un estado de tolerancia cero frente a ellas poniendo todas las medidas y medios que sean necesarios”.

Andalucía fue la primera comunidad en poner en marcha en 2005 el Plan de Prevención y Atención de Agresiones para los profesionales del Sistema Sanitario Público Andaluz y que desde entonces también cuenta con el Registro Informático de Agresiones (RIAC).  Este plan establece un protocolo de actuación que se activa ante la notificación de una agresión en un centro sanitario. Incluye la asesoría jurídica al personal agredido, el apoyo psicológico si lo estima conveniente, así como formación y diferentes medidas y protocolos con el objetivo de prevenir y minimizar las posibles agresiones que puedan sufrir los profesionales en sus centros de trabajo.

Además, los centros sanitarios cuentan con elementos de seguridad para asegurar un ambiente de confianza a profesionales y usuarios, tales como dispositivos de alarma o interfonos en consulta, videocámaras de seguridad, salidas alternativas en consulta, instalación de software antipánico en ordenadores o personal de vigilancia.

Desde hace diez años, el SAS imparte el curso online de Control de Situaciones Conflictivas. En la misma línea, en diciembre del pasado año 2017, se difundió el procedimiento de ‘Cambio de oficio de profesional de medicina de familia y/o pediatría para la salvaguarda de la buena relación con la ciudadanía’. En él se describe las actuaciones y recomendaciones a seguir ante la aparición de situaciones de conflicto en la relación entre profesionales -medicina de familia y pediatría- y ciudadanía en el ámbito de la atención primaria.

Nuevas medidas antiagresiones

Durante este año 2018, con el fin reforzar y potenciar las medidas de seguridad relacionadas con la formación, en los centros con mayor incidencia de agresiones se está desarrollando una nueva actividad formativa denominada Taller para la Prevención de Agresiones a profesionales. Esta actividad está planteada para dotar a los profesionales de técnicas para enfrentar las situaciones de agresión, procurando disuadir al agresor. Para esta actividad de 20 horas en modalidad presencial se ha contado como docentes con profesionales de Instituciones Penitenciarias expertos en la materia.

Actualmente, los centros realizan campañas de difusión del plan de prevención y atención a agresiones mediante cartelería, colocación de los flujogramas de actuación en lugares apropiados, información verbal y por escrito en el plan de acogida de los profesionales de nuevo ingreso así como su publicación través de la web del SAS y la intranet de cada centro.

Otra medida más puesta en marcha dentro del plan en materia de prevención en la que se trabaja desde la Administración es la mencionada anteriormente de la designación de interlocutores sanitarios en cada provincia. Estos interlocutores canalizan la comunicación con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad en cuanto a las agresiones registradas en la sanidad pública andaluza, la información sobre las medidas de seguridad puestas en marcha, los cursos de formación y otras medidas de prevención llevadas a cabo por la Consejería de Salud.

Actualmente se está elaborando en la Mesa Técnica de Prevención de Riesgos Laborales del SAS un procedimiento del Sistema de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales. En él se recogerán las funciones de cada agente implicado, que aunque ya se recogían en el Plan de Prevención y Atención de Agresiones, “se acordó que sería positivo contar con un procedimiento específico que resuma los aspectos fundamentales”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here