Medio Ambiente ha advertido en diversas ocasiones al Ayuntamiento sobre la necesaria labor preventiva para evitar inundaciones

La delegación afirma que la administración competente para la limpieza y drenaje ordinario de los cauces es municipal

0
858

En relación a la limpieza de cauces en el municipio de La Línea, desde la Delegación territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio se ha querido poner de manifiesto que “el último escrito recibido del Ayuntamiento de La Línea solicitando limpieza de arroyos y cauces fue del pasado día 16 de octubre (llegando este lunes a la Delegación de Medio Ambiente), al que se ha contestado hoy mismo en la misma línea que se hizo ya en el anterior de abril de 2018”.

La delegación detalla que al Ayuntamiento de La Línea se le ido advirtiendo de forma reiterada desde al menos octubre del 2016 los riesgos de inundabilidad en su término municipal por su falta de actuación en el mantenimiento y limpieza de las infraestructuras de su titularidad relacionadas con los cauces públicos.

Afirman que en diversas ocasiones “se le ha recordado la necesaria labor preventiva evitando el vertido de residuos y la usurpación de las márgenes por ocupaciones residenciales, viales particulares, cerramientos, cocheras, etc. que disminuyen drásticamente la sección del cauce incrementando el riesgo de avenidas”.

Detallan en la nota de medio ambiente de los riesgos derivados de la indisciplina urbanística y la ocupación de los cauces públicos por particulares sin licencia en suelos no urbanizables que comprometen gravemente el desagüe de los mismos.

La Junta de Andalucía, recuerda, que dentro del Plan de Emergencia por las inundaciones de 2016 realizó en el primer semestre de 2017 actuaciones muy importantes en el arreglo de cauces urbanos en La Línea por importe de más de 200.700 . “Fue el segundo municipio en volumen de presupuesto ejecutado tras San Roque”.

El Ayuntamiento ha reiterado la petición de mantenimiento

Tras las actuaciones realizadas en 2016 “el Ayuntamiento ha solicitado reiteradamente actuaciones de mantenimiento en arroyos y cauces ya arreglados en el Plan de Emergencia, cuando la responsabilidad es indubitadamente municipal”, según afirman se le ha comunicado de forma exhaustiva.

La delegación insiste en que los problemas de inundabilidad se dan en terrenos que siendo no urbanos son terrenos “materialmente urbanos”, “como se le ha demostrado al Ayuntamiento en los escritos de la Delegación Territorial, y por lo tanto en base a la sentencia n.o 1.962/2017, de 13 de diciembre, de la Sección Cuarta de lo Contencioso- Administrativo del Tribunal Supremo, la administración competente para la limpieza y drenaje ordinario de los cauces es la municipal“.

Denuncian en la respuesta al Ayuntamiento linense que el término municipal de La Línea en terrenos afectados por inundabilidad de los cauces y arroyos en actuaciones sin autorización “están provocadas por indisciplinas urbanísticas y deben ser abordadas de forma prioritaria por la gravedad de los riesgos que conllevan en la cuestión de la inundabilidad sin entrar en otras consideraciones”.

La delegación ha recordado también al Ayuntamiento que aunque evidentemente todos estos problemas de urbanización ilegal no pueden atribuirse a la corporación actual de La Línea, sino que responde a un proceso largo y continuado en el tiempo, afirman que “sí hay constancia de transformaciones muy recientes en terrenos muy inundables. Sirva como ejemplo el correspondiente a la parcela 22 del Polígono 3, junto al camino de Estepona, que figura todavía en Catastro como parcela rústica de uso agrario, cuando en realidad se trata de una manzana completamente urbanizada y consolidada en una zona muy inundable entre dos cauces. Con ello se comprueba, además, que la información catastral no está completamente actualizada”.

Delegación insiste en que “no puede trasladar, como pretende, la obligación a esta Administración eludiendo por completo su responsabilidad cuando ni siquiera ha contestado al escrito de agosto de 2016 en el que la Junta demandaba información actualizada sobre sus zonas inundables al objeto de su incorporación en el nuevo marco de planificación”.

Reclaman que no eluda su responsabilidad en recuperar la capacidad de desagüe en las numerosas obras de paso que atraviesan y obstaculizan la evacuación de los caudales en la zona septentrional del municipio, construidas unas por el propio ayuntamiento y la mayoría por particulares, bajo el argumento de estar situadas “fuera de lo que es la zona de la población considerada como ciudad”, expresión difícil de perfilar. Primero porque la reciente sentencia 1962/2017 no habla de cauces en núcleos urbanos ni en suelos clasificados como urbanos, sino “en zonas materialmente urbanas de pueblos y ciudades”. Segundo, porque todo este sector está articulado por vías urbanas y así figuran en el callejero oficial unificado o caminos de titularidad municipal. Y tercero porque todo este diseminado “se ha construido sobre una zona que originalmente era agrícola, como manifiesta en su escrito, por lo que ha sido consecuencia de una manifiesta falta de disciplina urbanística“.

La delegación tiende la mano al consistorio

Desde la delegación tienen la mano en su escrito a la colaboración entre las administraciones en la planificación y financiación de las soluciones técnicas a los problemas estructurales que presenta la ciudad de la Línea “cuya problemática no puede abordarse con actuaciones ordinarias de limpieza y mantenimiento de cauces, sino que requieren actuaciones de mayor calado“.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here