José Martínez: “Debemos sentirnos orgullosos de ser linenses y aprender de nuestros errores”

0
575

José Martínez Téllez, Pepe para amigos y conocidos, Pepito para los más íntimos, o el niño de PHL, es un joven linense que no sólo presume con orgullo de la identidad de la ciudad de La Línea, sino que además trabaja incansablemente en la divulgación y protección de nuestro patrimonio. Diplomado en Biblioteconomía y Documentación, preside la asociación de Protección Histórica Linense (PHL) desde 2004; momento en el que la promesa de un proyecto urbanístico amenazó con demoler la insigne plaza de toros de La Línea de 1883.

Escuchaba a los más mayores lamentar que aquello sería una pena. En aquellos pequeños debates un hombre me enseñó una foto antigua de La Línea y era irreconocible. La indignación se apoderó de mí. Entonces hablamos en el instituto acerca del voluntariado y el movimiento asociativo y con ayuda de mi familia puse en marcha la asociación Protección Histórica Linense”. 

Desde entonces la prioridad de PHL ha sido siempre la divulgación y protección de los valores históricos, arquitectónicos, sociales y etnológicos de la población de La Línea. “La historia local siempre me ha llamado mucho la atención”, confiesa Pepe. La lectura siendo adolescente del libro La Línea de la Concepción, cien años de historia de José González de la Vega, fue determinante para descubrir su vocación como documentalista.

Ha sido bibliotecario en el IES Hermenegildo Lanz de Granada; archivero en la Casa de los Pisa, Orden Hospitalaria de San Juan de Dios; archivero del Ayuntamiento de La Línea; e intérprete del patrimonio cultural y natural para grupos de visitantes. Siempre en constante aprendizaje, tanto en el plano cultural (aprendió de manera autodidacta paleografía, transcripción y genealogía), como en el ámbito deportivo. Y es que este inquieto linense logró compaginar sus estudios con el curso de ciclo indoor de la Federación Española de aerobic y fitness. “Llevo ejerciendo desde 2006 como monitor de ciclo indoor, corriendo de un centro deportivo a otro”, apunta. En estos momentos se encuentra concluyendo su Trabajo Fin de Grado en Información y Documentación.

“Mi padre siempre me regalaba tebeos y cuentos de dibujos animados. Así que fueron Asterix y los romanos, junto a la imaginación de un posible coliseo como nuestra plaza de toros, dos grandes factores de mi gusto por la historia”

Su pasión por la historia y la documentación surge desde muy pequeño. “Mi padre siempre me regalaba tebeos y cuentos de dibujos animados. Así que fueron Asterix y los romanos, junto a la imaginación de un posible coliseo como nuestra plaza de toros, dos grandes factores de mi gusto por la historia. En casa también hemos viajado mucho por toda la geografía, conociendo nuevos rincones, visitando monumentos y ciudades. Mis padres han estado muy pendientes de mi educación”, explica.

Pepe siempre ha mostrado interés en la historia, en el misterio de lo antiguo, en escuchar y aprender de las “batallitas” de los más mayores en un ambiente donde creció valorando el gusto por cultivar la mente y el espíritu. “Me siento muy orgulloso de mis raíces y de saber de donde vengo. Gracias a mis padres sé valorar cuánto esfuerzo cuesta conseguir las cosas. La historia siempre me ha apasionado por ello, por mi familia. Curiosamente mi tatarabuelo, Manuel Martínez, se asentó aquí en el siglo XIX. Era liberal alfonsino de las guerras carlistas que estuvo en Cuba trabajando en el archivo militar después de varios ascensos. Su hijo, mi bisabuelo, fue carabinero en la aduana, y mi bisabuela, Dolores Morente, era una mujer progresista de su tiempo, comerciante, ayudando siempre a sus hijos”, señala orgulloso.

Lo que empezó como una asociación cultural cuasi familiar, hoy tiene una importante presencia en toda la provincia de Cádiz con más de un centenar de socios. La investigación, la divulgación y la protección del patrimonio a través de ponencias y conferencias son las principales actividades de PHL. La asociación también ha adquirido compromisos sociales con diversas entidades, colegios e institutos para participar en la difusión de nuestra historia local. La celebración de jornadas históricas junto al Ayuntamiento con el objetivo de concienciar a la ciudadanía sobre nuestro pasado como municipio; homenajes como el realizado a las víctimas del vapor italiano Utopía hundido en la bahía de Algeciras en 1891; la plantación de un álamo en los jardines municipales, ya que es el árbol oficial del municipio desde la década de los años veinte; o la organización de visitas culturales a lugares de interés del municipio, son otras iniciativas que PHL lleva por bandera. “Desde la cultura podemos aportar un granito más de arena para la buena imagen de este municipio y que además comercios y ciudadanos puedan verse favorecidos”, subraya Martínez Téllez.

En la actualidad, la asociación PHL trabaja en un plan de conversación y difusión del patrimonio de las casas del siglo XIX en La Línea. Además, participa activamente en la redacción del nuevo Plan General de Ordenación Urbana de la ciudad (PGOU). La rehabilitación del Mercado de la Concepción, la puesta en marcha de un centro de interpretación del toro en la plaza de toros o el desarrollo de un museo etnológico y de arte pesquera de la Atunara, son otros objetivos futuros de PHL. 

Aunque lo más importante es el equipo que forma activamente PHL, aportando conocimiento y profesionalidad. Actualmente la junta directiva está compuesta por: Pepe Martínez Turrillo (vicepresidente), Belén González Borrallo (secretaria), Andrés Ruíz Duarte (tesorero), Santiago Sabariego Sánchez (vocal 1º), José María Moreno Ávila (vocal 2º). El departamento de historia está dirigido por Margarita Maqueda, José Martín León de Alda (secretario), y los historiadores, David Castro Zapata, Ildefonso Ruíz López, Carmen Ramírez Ruíz, Roberto y Álvaro Espinosa Ortega como restaurador. 

Pepe no deja pasar la ocasión de enviar un mensaje a los vecinos de La Línea: “Debemos unirnos en una identidad que no marque diferencias, sentirnos orgullosos de ser linenses y aprender de nuestros errores pasados para así solventarlos en el futuro. Siempre nos han insultado y pisoteado. La cuestión no es de socialistas, populares o comunistas, sino de linenses, todos contra ya sea Madrid, Sevilla o Cádiz para demandar todo aquello que, por derecho, por falta de voluntad política, nos pertenece. No olvidemos que fuimos la ‘Ilustrísima, culta, excelentísima y laboriosa ciudad de La Línea de la Concepción’. Que no se olvide”, concluye un linense entregado y devoto de nuestro patrimonio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here