Eran cuatro monos y ahora son Los Enmonaos

0
450

El club ciclista ha conseguido colocarse en la agenda social y deportiva de La Línea con una quedada anual y una jornada festiva con fines solidarios

Tan solo cuatro años de andadura y el Club Ciclista Los Enmonaos ya se ha hecho un hueco en la agenda social y deportiva de La Línea. Creado para reunir a todos esos ciclistas que cada día se echan solos a la carretera, el colectivo comenzó a rodar, nunca mejor dicho, con solo 12 socios. Hoy superan el medio centenar de inscritos y mantienen abiertas dos convocatorias anuales además de cuatro o cinco salidas diarias.

Juan Carlos Sánchez, presidente del club, nos explica que la entidad aglutina a ciclistas de mountain bike y carretera, a los que también se han unido algunos corredores, aunque todavía son minoría. “Surgió a raíz de un grupo de amigos, unos ocho, que quedábamos para montar en bicicleta. Nos planteamos crear un club, como los que ya existían en otros municipios de la comarca, para salir acompañados y estar arropados”, añade el presidente, consciente del peligro que supone que un ciclista vaya sin compañía en determinadas rutas de mountain bike.

Actualmente realizan una salida mensual solo para socios y tres o cuatro salidas diarias adaptadas a distintos horarios para poder reunir al mayor número de ciclistas. Las rutas se desarrollan en la mayoría de las ocasiones por el municipio de Castellar o la zona de  Pinar del Rey, en San Roque.

En la agenda de su programa anual han ido tomando protagonismo la quedada anual, una prueba de mountain bike por el municipio y parte del vecino San Roque; y el Día de la Bici, celebrado este mes de noviembre y en el que se convocan a ciclistas, familias y linenses en general para participar de una jornada festiva en torno a la bicicleta y el deporte.

Una fecha en el calendario que tiene un tono solidario ya que los inscritos participan, de un modo u otro, con diversos colectivos sociales en forma de donativo. “Con la aportación de nuestros patrocinadores realizamos sorteos entre los que se inscriben que, a su vez, traen alimentos para una determinada asociación. Este año hemos colaborado con el programa Café y calor, destinado a los sin techo, que lleva a cabo Cáritas. Tuvimos 298 inscritos que fueron dejando alimentos no perecederos para todas las personas que son atendidas en este proyecto. Cada año pensamos en un destinatario distinto y en el caso de la quedada anual, una pequeña parte de la cuantía de la inscripción la entregamos a la asociación de familiares de Alzheimer”, explica el presidente.

Juan Carlos Sánchez, consciente de la importancia que van tomando los clubes como el que él lidera ahora, sigue reclamando ese respeto para los ciclistas en la carretera, ese metro y medio de distancia que puede salvar vidas; y no olvida ese proyecto de unir la ciudad de La Línea con San Roque a través de Pinar del Rey. “Es una propuesta muy interesante que esperamos que pueda ser una realidad algún día”, señala el presidente de Los Enmonaos.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here