“No hay mayor descubrimiento ni mayor aprendizaje que lo que un libro nos enseña”

0
334

Estefanía Sánchez García dirige desde 2002 la biblioteca pública municipal José Riquelme. Licenciada en Filología por la Universidad de Málaga, ha impartido clases en Secundaria y lleva más de 17 años trabajando en la animación de la lectura infantil.

“Trabajar en la biblioteca de mi ciudad es un sueño cumplido. Soy una persona muy afortunada desarrollando mi profesión entre libros y haciendo una labor que me apasiona”. Y es que Estefanía es aficionada a la lectura desde muy pequeña. “Mis padres me recuerdan siempre con un libro en la mano. Por eso decidí estudiar Filología, para profundizar en mis dos pasiones; la lengua y los libros”, explica.

Actualmente la biblioteca municipal José Riquelme cuenta con más de 4.600 usuarios. Cada día acuden a estas instalaciones, en el edificio del Istmo, entre 100 y 120 personas para consultar su catálogo bibliográfico, compuesto por unos 25.500 ejemplares en papel, más los de la hemeroteca.

Además del trabajo diario, con un par de actividades destacadas por semana, el equipo de Estefanía pone cada año en marcha un programa de fomento de la lectura, que incluye actividades propias de animación a la lectura infantil, como cuentacuentos, animaciones infantiles y teatro, y las de animación para el público adulto, como recitales, presentaciones de libros, lecturas compartidas, selecciones bibliográficas y conferencias. Este 2019 también han sido parte responsable de que La Línea recupere la Feria del Libro después de once años.

Para Estefanía lo mejor de este trabajo es “cuando ves que los peques se van de la biblioteca con una gran sonrisa y pidiendo a sus padres volver. Eso es lo máximo. El gran valor de la biblioteca es sin duda el usuario”. Sin embargo, por otra parte, la falta de recursos y de espacio son los mayores problemas de esta biblioteca.

Fotos: Manolo Glez.

En la José Riquelme enfrentan además otro gran reto: llevar la cultura de base a las barriadas a través de la Red de Bibliotecas Local. “Dada la situación social de nuestra ciudad, la cultura debe llegar a todos y eso se consigue si en cada barriada existe una biblioteca pública. Esas bibliotecas de barrio deben ser el inicio del acercamiento de las personas a la cultura, al acceso a la información, que sirva como elemento de dinamización cultural”, apunta Estefanía.

Esta linense que se pierde entre libros envía un mensaje al resto de vecinos de la ciudad: “No hay mayor descubrimiento ni mayor aprendizaje que lo que un libro nos enseña. Para avanzar, para cambiar nuestra sociedad, el arma más importante es la cultura, el conocimiento y la educación, y éstas empiezan sin duda en la biblioteca. Allí os espero”, concluye.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here