Las trabajadoras de la guardería de La Atunara, cuya gestión pasa a la Junta, temen perder su empleo

0
1776

Trece trabajadoras de la guardería de La Atunara, muchas de ellas con una antigüedad media de 20 años, podrían perder su empleo. Así lo ha denunciado a este medio el colectivo de profesionales. Este centro infantil es una guardería concertada, gestionada por una empresa privada en un edificio de la Junta de Andalucía y con plazas públicas. Una situación que, según ha explicado a este medio la directora del centro, la Junta ha dictaminado que no era legal y ha decidido asumir su gestión directa. La guardería de La Atunara fue fundada por una cooperativa de mujeres linenses hace 25 años. Algunas de ellas todavía continúan en su puesto de trabajo.

La Junta ya anunció el pasado mes de mayo que no volvería a convocar el concurso para renovar el contrato de gestión del centro y que éste pasaría a su tutela. Desde entonces, aseguran que, ni la empresa ni las trabajadoras han recibido ninguna noticia acerca de qué va a pasar con el personal. Esta situación se repite en otros cuatro centros de la geografía andaluza.

Tal y como explica la directora del centro, María José Vega, existen varias opciones para asegurar el futuro del personal. Para este colectivo lo ideal es que la administración autonómica convierta a las trabajadoras del centro en personal laboral indefinido, no fijo, pero con el puesto a extinguir. También hay otras alternativas como personal laboral pero con competencia en bolsa y personal a extinguir con las mismas condiciones que en la escuela concertada. “Hay muchas soluciones”, comenta Vega a La Calle Real.

El sindicato Comisiones Obreras también se ha manifestado al respecto y considera “inexcusable que la Junta asuma a la plantilla de esta escuela infantil en el proceso de recuperación de la gestión directa por parte de la administración autonómica”.

“La falta de respuesta de la administración sobre el futuro de la plantilla está provocando una inaceptable situación de incertidumbre en este colectivo laboral. A lo largo de su vida laboral en esta escuela infantil estas trabajadoras han pasado por varios procesos de subrogación por los cambios de las empresas adjudicatarias, por lo tanto la decisión de la Junta de asumir la gestión directa debe traer aparejado la asunción de esta plantilla”, ha declarado el secretario provincial de Enseñanza de CCOO, Sebastián Alcón.

El responsable sindical ha señalado además la existencia de sentencias tanto del Tribunal Supremo de este mismo año, como del Tribunal Europeo de Justicia, que avalan las pretensiones de CCOO y de las trabajadoras, que deberían pasar a ser personal indefinido no fijo de la administración autonómica.

“Hay un precedente muy reciente en el ámbito de la administración andaluza como es el de los monitores escolares, en el que los tribunales de justicia acabaron dando la razón a la demanda sindical; siendo por ello que la Junta debe subrogar a las trabajadores, evitando una judicialización del problema y un conflicto que en nada beneficia a la correcta prestación del servicio y de los niños y niñas que deben ser el elemento central en la toma de decisión”, ha afirmado Alcón.

En CCOO esperan que, “de manera urgente”, los responsables políticos de la Junta de Andalucía adopte la decisión de seguir contando con este colectivo de profesionales y facilite el normal funcionamiento de esta escuela infantil para el próximo curso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here