Seis meses de prisión para la joven que agredió a un médico en el hospital de La Línea

0
9205
Fachada del hospital de La Línea. Foto: Manolo Glez

La joven acusada de agredir a un médico en el servicio de Urgencias del hospital de La Línea ha sido condenada a seis meses de prisión. Además, deberá pagar los gastos del juicio rápido, celebrado esta mañana en los juzgados de La Línea, y deberá hacer frente a una multa de 600€ por los actos cometidos. La acusada cuenta con antecedentes por lo que sí tendrá que cumplir los meses de prisión dictados.

Los hechos ocurrieron este lunes por la tarde, cuando la paciente acudió a Urgencias del hospital de La Línea exigiendo ser ingresada después de haber consumido cinco bebidas energéticas y unas 10 pastillas, según explica a este medio el facultativo agredido. La joven, que presentaba mareos, pidió que la dejaran ingresada para ser sometida a pruebas como una resonancia y un TAC.

Tal y como ha asegurado a este medio el profesional agredido, éste le explicó a la paciente que antes había que realizarle otras pruebas como analítica y exploraciones, y que tras los resultados, se le ingresaría si resultaba necesario. Fue entonces cuando la joven agredió al doctor propinándole una patada y varios golpes en la cara. “Levantó todo lo que tenía en la mesa, me dio una patada en la zona de los testículos y un tortazo en la cara”, comenta el médico.

El servicio de seguridad del hospital y la policía intervinieron de inmediato, activando el protocolo de agresiones a la autoridad. La joven fue detenida este lunes por la Policía Nacional, el martes fue ratificada la denuncia y hoy miércoles se ha celebrado el juicio rápido.

La Delegación Territorial de Salud y Familias y la Dirección del Área de Gestión Sanitaria del Campo de Gibraltar han mostrado su repulsa y condena a este violento episodio en La Línea y otro similar ocurrido estos días en Algeciras. La víctima ha estado representada por la asesoría jurídica del Servicio Andaluz de Salud (SAS). La delegada de Salud y Familias, Isabel Paredes, contactó con este profesional nada más conocer los hechos para ponerse a su disposición y mostrarle todo su respaldo y solidaridad.

La Delegación Territorial de Salud y Familias aprovecha para recordar que una agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene siendo considerada como delito de atentado por los tribunales de justicia, y así se han dictado sentencias en estos casos, castigándose con penas de uno a tres años de prisión. En la Consejería se están desarrollando nuevas medidas más efectivas para proteger a los profesionales sanitarios ante casos de agresiones en el desempeño de su actividad, con el impulso, incluso, de una ley autonómica para este tipo de hechos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here