Pérez Periáñez sobre la amenaza de un Brexit duro: “Estaría en peligro la subsistencia de La Línea”

0
2112
Lorenzo Pérez Periáñez, presidente del Grupo Transfronterizo, es también presidente de la asociación de la pequeña y mediana empresa de La Línea.

El presidente del Grupo Transfronterizo, Lorenzo Pérez Periáñez, ha vuelto a insistir sobre las consecuencias negativas de un Brexit duro en el conjunto de la Unión Europea, pero que “si lo trasladamos a La Línea estas consecuencias podrían ser dramáticas. Estaría en peligro incluso la subsistencia de la ciudad. No debemos olvidar que a finales del próximo octubre La Línea será una frontera exterior de la Unión Europea”. Más de 14.000 trabajadores cruzan a diario la frontera desde La Línea a Gibraltar.

Pérez Periáñez ha denunciado además la falta de respaldo político hacia La Línea y la comarca ante el desafío del Brexit. “Nos duele mucho decirlo, pero hasta el momento y en honor a la verdad, hemos de resaltar que Gibraltar y Fabian Picardo se encuentran mucho más respaldados por Reino Unido que La Línea por el Gobierno de España. Esto a pesar de las numerosas, justificadas y bien fundamentadas gestiones y exigencias realizadas por el alcalde de La Línea, Juan Franco, ante las diversas administraciones y otras tantas instituciones”.

El presidente del Grupo Transfronterizo advierte en un comunicado que “la presencia de Boris Johnson como primer ministro nos produce algo más que desconfianza sobre la posibilidad de que no se apliquen los Acuerdos Bilaterales alcanzados por el anterior Gobierno de Theresa May y el Gobierno de España, los que regulaban una parte importante de las relaciones entre Gibraltar y el Campo de Gibraltar”.

Pérez Periáñez lamenta que “se ha perdido una oportunidad única e irrepetible para dotar a nuestra ciudad de un Régimen Fiscal Especial que haga atractiva la inversión para muchas empresas, así como para otras compañías que tendrán que dejar Gibraltar por causa del Brexit y necesariamente buscarán otra ubicación dentro del territorio de la UE. Y dónde mejor que en La Línea si hubiera existido voluntad política y le hubiesen otorgado una fiscalidad equivalente a la de Gibraltar. También se ha perdido una oportunidad histórica para el Campo de Gibraltar”.

Mientras tanto la libra se desploma y los salarios de los trabajadores transfronterizos pierden capacidad adquisitiva. “Ahora mismo con la llegada de Jonhson, y su amenaza de una salida salvaje, es una espada que revolotea sobre nuestras cabezas. Si no hubiera acuerdo, la fluidez, fundamental para el desarrollo de la economía del entorno, se vería seriamente perjudicada. Así como muchas empresas sufrirían el cambio de normativa para la exportación de una serie de productos y la subsistencia de éstas estaría en peligro. Si hablamos de trabajadores, derechos fundamentales como el de entrada, la seguridad social, el acceso al sistema sanitario y la cualificación profesional reconocida, podrían correr un serio peligro”, añade.

“Se acerca la temida fecha y la incertidumbre, la desconfianza, siguen latentes en inversores, empresas, turistas, trabajadores y ciudadanos de ambos lados. Nuestra zona necesita una solución en la que participen los gobiernos español, británico, y de la Unión Europea, y que de una vez por todas se garantice la estabilidad ante una gran eventualidad socio política. Creo que ya va siendo hora. Los gibraltareños, linenses y campogibraltareños lo merecen”, concluye el presidente del Grupo Transfronterizo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here