La DGT realiza hasta el domingo una campaña de control de las condiciones de los vehículos

316

En el año 2016, las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de Andalucía llevaron a cabo la revisión de 3.537.192 vehículos

La Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha una campaña de vigilancia y control de las condiciones del vehículo, que se extenderá hasta el próximo domingo, 21 de enero. Con esta iniciativa, la DGT pretende insistir en la importancia de prestar una especial atención al adecuado mantenimiento y puesta a punto de todos los elementos de seguridad del vehículo, bajo la máxima de que “invertir en mantenimiento es invertir en seguridad”.

El delegado del gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha subrayado, a raíz de esta campaña, que el mantenimiento adecuado de los vehículos es “una actividad totalmente imprescindible para combatir la siniestralidad” en carretera, al tiempo que ha recordado que la antigüedad del vehículo supone “un factor de riesgo”, al carecer de los sistemas y equipamientos de seguridad implantados recientemente.

Cabe recordar, a este respecto, que en España la antigüedad media del parque de turismos ha aumentado en 4,2 años en el periodo 2007-2016 y la media de los turismos se eleva ya a los 10,7 años.

Por ello, el delegado del Gobierno ha hecho un llamamiento a “la prudencia y la responsabilidad” de los propietarios de vehículos y conductores, a fin de que “no pongan en riesgo la seguridad propia ni la de terceros”.

Datos de Andalucía

En el año 2016, las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de Andalucía llevaron a cabo la revisión de 3.537.192 vehículos. El 26,36% (cerca de 1 millón) de los vehículos inspeccionados no superaron la primera inspección obligatoria, al presentar, al menos, un defecto técnico grave, esto supone que casi uno de cada cuatro vehículos fue rechazado por no reunir las condiciones mínimas de seguridad o por emitir a la atmósfera emisiones contaminantes y nocivas superiores a lo permitido por ley.

Esta tasa de rechazo obedece a que durante las inspecciones se detectaron hasta un total de 4.587.235 defectos, de los cuales 1.938.141 eran graves, cerca del 43% del total de defectos (aquellos que automáticamente imposibilitan que un vehículo pueda superar la inspección técnica).

Los defectos graves más comunes fueron los de alumbrado y señalización (21,58%); ejes, neumáticos y suspensiones (20,68%); por exceso de emisiones contaminantes (18,96%) y los relativos a frenos (12,79%). Los vehículos con mayor tasa de rechazo son los autobuses (44%), los camiones de >3.500 kg (40,68%).

Datos de Sevilla

En el año 2016, las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de la provincia de Sevilla llevaron a cabo la revisión de 722.799 vehículos. El 27,01% (cerca de 200.000) de los vehículos inspeccionados no superaron la primera inspección obligatoria, al presentar, al menos, un defecto técnico grave, esto supone que casi uno de cada cuatro vehículos fue rechazado por no reunir las condiciones mínimas de seguridad o por emitir a la atmósfera emisiones contaminantes y nocivas superiores a lo permitido por ley.

Esta tasa de rechazo obedece a que durante las inspecciones se detectaron hasta un total de 892.912 defectos, de los cuales 397.351 eran graves, cerca del 44,5% del total de defectos (aquellos que automáticamente imposibilitan que un vehículo pueda superar la inspección técnica).

Los defectos graves más comunes fueron los de alumbrado y señalización (22,78%); ejes, neumáticos y suspensiones (20,85%); por exceso de emisiones contaminantes (18,73%) y los relativos a frenos (12,09%). Los vehículos con mayor tasa de rechazo son los autobuses (53,16%), los camiones de >3.500 kg (43,76%), seguidos de remolques y semirremolques (41,75%).

Así, entre otros aspectos, esta campaña de control de las condiciones de los vehículos que realiza la DGT incide en el estado de los neumáticos al ser el único punto de contacto con la carretera y los encargados de asegurar la adherencia en el empuje, la frenada, el deslizamiento lateral, la dirección del recorrido y la amortiguación. Por ello, es vital comprobar regularmente la profundidad de los dibujos de los neumáticos y recordar que es recomendable que la profundidad de las ranuras tenga como mínimo 3 milímetros, si bien el límite legal es de 1,6.

Alumbrado y señalización

Para que la conducción se realice en condiciones de seguridad, no sólo para la persona que va al volante de su vehículo, sino para todos los demás usuarios de las vías públicas, es necesario ver bien. Para ello, resulta imprescindible prestar una especial atención a la utilización, mantenimiento y regulación de los faros, para conseguir, por un lado, disponer de luz suficiente y, por otro, no deslumbrar a quién circula por las mismas vías públicas.

Así, unos faros y luces eficaces en la parte delantera y trasera del vehículo son la base para satisfacer debidamente la función de ver y ser vistos.

Consejos básicos sobre el sistema de iluminación:

– Las lámparas van reduciendo su intensidad con el uso, por lo que deben cambiarse cada 40.000 Km. o 2 años.

– Las lámparas se deben cambiar de dos en dos, debido a que su uso es simétrico en la mayoría de los casos.

– Es necesario mantener siempre limpias las ópticas: faros y pilotos.

Junto a neumáticos y luces, la campaña de la DGT hará hincapié en la documentación del vehículo que hay que llevar de forma obligatoria –permiso de circulación, tarjeta de la ITV y pegatina correspondiente, visible en la luna delantera–, así como que las placas de matrículas sean perfectamente legibles, estén bien iluminadas y no estén deterioradas.

Reseñar que manipular la placa de matrícula para intentar eludir fraudulentamente la norma, puede conllevar una multa de 6.000 euros y la pérdida de 6 puntos.

La ITV

Por último, otro de los requisitos que se exigirá en esta campaña de vigilancia es el de estar al corriente de la ITV, ya que la inspección de los vehículos es fundamental para la seguridad vial. Está demostrado que los fallos técnicos de los vehículos contribuyen de forma decisiva a los accidentes.