Trabajadores de la fábrica Almepan en La Línea se han puesto en contacto con este medio para denunciar la situación de abandono y desamparo que enfrentan treinta y ocho familias de la zona, tras el anuncio de la empresa (Pansur) de echar su cierre en la ciudad linense y encontrándose por tanto en esta disyuntiva: mudarse a Sevilla o sumarse a la lista del paro.

La empresa, que alega motivos económicos para el cierre de esta planta, ha ofrecido a los trabajadores su traslado a otra fábrica en Dos Hermanas, Sevilla. Sin embargo, sindicatos y plantilla de trabajadores coinciden en que ésta no es una alternativa viable, ya que se trata de decenas de familias con arraigo y raíces en esta comarca.

En estos días la plantilla de trabajadores se ha movilizado en distintas ocasiones para denunciar que, de esta manera, son 38 familias las que quedarían sin su sustento diario, exigiendo una solución efectiva a esta delicada situación. Algunos de estos trabajadores reúnen 25 y 30 años de experiencia que ahora poco les vale.

El alcalde de La Línea, Juan Franco, se ha reunido recientemente con los trabajadores afectados tratando de encontrar una solución y buscar posibles inversiones.