Con la llegada del buen tiempo, el sol y las altas temperaturas, cualquier excusa es buena para hidratarnos y refrescarnos. Así, compartimos una serie de recetas para aprovechar las frutas de temporada y convertirlas en deliciosos zumos y batidos refrescantes.

Se trata de recetas muy sencillas, baratas y sobre todo saludables. Además, nos permiten sacar el máximo partido a las frutas más maduras, evitando que se desperdicien estos alimentos de temporada.

Las combinaciones posibles son infinitas. Podemos crear tantos zumos y batidos como nos dicte la imaginación, o mejor, como nos mande el estómago. Eso sí, se recomienda hacer los batidos justo antes de consumirlos, ya que la fruta puede oxidarse y perder propiedades.

El procedimiento siempre es el mismo:

  1. Limpiar la fruta. Retirar la piel, huesos y/o pepitas.
  2. Trocear y triturar la fruta.
  3. Añadir el resto de ingredientes hasta conseguir la textura deseada (leche, yogur, helado, hielo).

Batido de fresa. Es el batido por antonomasia. Para ello necesitamos: 500 gramos de fresas; de tres a cinco cucharadas soperas de azúcar; 250 mililitros de leche (aproximadamente un vaso).

-Batido de plátano. Otro clásico. Necesitamos: tres plátanos; medio litro de leche; una cucharada colmada de azúcar; media cucharada de canela en polvo y otra media de cacao en polvo.

-Batido de melón y yogur. El melón es una de las frutas estrellas del verano y, además, podemos combinarlo con cualquier otro alimento de temporada. Necesitamos: una tajada de melón; un yogur natural azucarado; 250 ml de leche y un toque de azúcar.

-Batido de melocotón y limón. Otra deliciosa y jugosa combinación. Necesitamos: seis melocotones; zumo de dos limones; 400 ml de leche y un toque de azúcar.

Mix veraniego. No hay una receta más veraniega que esta: 200 gramos de sandía; 100 gramos de nectarinas; 200 gramos de pera y 200 gramos de yogur natural azucarado.

-Smoothie de picotas. Otro tipo de textura: 400 gramos de picotas; 100 ml de zumo de naranja; 400 gramos de helado de nata y unos cuarenta gramos de azúcar.

-Espumoso de plátano y chocolate. Muy pocos se resisten al chocolate. Necesitamos: 300 gramos de helado de chocolate; 300 gramos de leche y 100 gramos de plátano.

Zumo de frambuesa y sandía. Una combinación refrescante: 700 gramos de sandía; 100 de frambuesas y azúcar.

Existen tantas combinaciones y recetas como alimentos y frutas de temporada. No hay límites. Así que échale un poco de imaginación y no pierdas la oportunidad de refrescarte este verano de forma sencilla, barata y saludable.