El humorista ha quedado absuelto por el Juzgado de lo Penal número 5 de Málaga. La fiscalía y la acusación pedían para él 20 meses de prisión.

Al parecer, se le ha absuelto por que el denunciante cometió numerosas contradicciones e imprecisiones que no permitieron esclarecer nada de lo ocurrido. Los hechos sucedieron en mayo de 2017.

Según declara la defensa, no se cumplen los requisitos exigidos para concederle credibilidad al denunciante ya que no existe solidez en su testimonio. Además, el forense determinó que las lesiones podían venir tanto de un empujón como de una caída accidental por unas escaleras. El denunciante presentó lesiones en su momento pero no se pudo determinar si provenían de un forcejeo con el humorista.

El juzgado apunta que en cada declaración que el denunciante ha hecho sus versiones se modificaban dando lugar a confusión en su testimonio.