La Mesa de Trabajo por La Línea ha mantenido una reunión en la que han acordado aparcar, de momento, el debate sobre la propuesta de declarar La Línea ciudad autónoma. El colectivo continúa avanzando en los preparativos de la próxima concentración convocada para el jueves 20 de diciembre.

La propuesta de declarar La Línea ciudad autónoma no ha encontrado consenso en el conjunto de la Mesa de Trabajo. De momento, el colectivo ha decidido aparcar esta propuesta, que levanta ciertas dudas entre algunos integrantes de la Mesa, y apuestan por continuar estudiando en profundidad su viabilidad política, jurídica y económica.

La Mesa de Trabajo ha convocado una nueva concentración para este próximo jueves 20 de diciembre de 19.00 a 21.00 horas en la plaza de la Iglesia de La Línea. Una de las principales novedades de esta protesta es que, además del carácter reivindicativo, también mantendrá un toque festivo con actuaciones especiales. Entre actuación y actuación está previsto que el bailaor linense David Morales lea un comunicado, seguido de la lectura de un manifiesto por parte del colectivo de la Mesa de Trabajo.

Según ha señalado a La Calle Real Juan Antonio Álvarez, portavoz de la Mesa de Trabajo, el propósito de esta nueva concentración es “denunciar la situación de abandono histórico que sufre la ciudad de La Línea por parte de la administración central”. El colectivo reivindica el reconocimiento de la singularidad y excepcionalidad de La Línea como ciudad fronteriza; “una ciudad que se siente dejada y olvidada”.

Desde la Mesa de Trabajo por La Línea reclaman un Plan Especial para la ciudad, y “que La Línea no sea confundida una y otra vez dentro del Campo de Gibraltar”, apunta el portavoz de este colectivo, que también se refiere a un “insuficiente” Plan Integral anunciado recientemente por el Gobierno central. Desde el colectivo sugieren que este Plan Especial se apoye en el Plan Estratégico de Impulso y Crecimiento ya consensuado por los partidos políticos, sindicatos y asociaciones.

Desde el colectivo hacen un llamamiento a la movilización social, esperando que la ciudadanía linense responda de manera mayoritaria a esta convocatoria y esto sirva para incidir en la voluntad política.