El Gobierno de Gibraltar insta a sus ciudadanos a tener el pasaporte en vigor en el caso de que se produzca un Brexit duro sin acuerdo. Las autoridades de la Roca han advertido en un comunicado que las tarjetas de identificación gibraltareñas pueden dejar de ser válidas para entrar y salir de Gibraltar a partir del 30 de marzo.

El Gobierno de la Roca ha recomendado por tanto que, si el próximo 29 de marzo no se ha aprobado el acuerdo de salida de Reino Unido de la Unión Europa, los ciudadanos gibraltareños estén en posesión de un pasaporte en vigor que les garantice la entrada y salida de Gibraltar. En ese caso, los ciudadanos gibraltareños deben tener un pasaporte que no tenga más de diez años y que cuente con una validez de al menos seis meses.

El Grupo Transfronterizo ha lanzado la misma recomendación para los ciudadanos españoles que cada día cruzan la Verja con Gibraltar. “El pasado 23 de diciembre mantuvimos un encuentro con el diputado Salvador de la Encina en el que nos explicaron que, aunque no se llegase a firmar el acuerdo general de salida, los memorandos entre España y Gibraltar sí permanecerían vigentes”, explica a La Calle Real Loren Periáñez, portavoz del Grupo Transfronterizo. Uno de estos cuatro memorandos regula precisamente el libre tránsito de trabajadores, ciudadanos y mercancías en la frontera con Gibraltar. Sin embargo, y ante un asunto que todavía despierta tanta incertidumbre, “recomendamos que los trabajadores transfronterizos también tengan el pasaporte en vigor para el 29 de marzo por todo lo que pueda pasar”.

Periáñez también ha señalado a este medio que a partir del 30 de marzo, cuando Gibraltar salga de la Unión Europea y La Línea se convierta en frontera exterior de la UE, los controles y registros van a endurecerse. “Van a examinar documentación por documentación y registrar persona por persona”, por lo que desde el Grupo Transfronterizo advierten que, de no proveer a esta frontera de mayores recursos humanos y técnicos, temen que se produzcan importantes retenciones a la entrada y salida de Gibraltar.

En esta vorágine informativa sobre un todavía incierto Brexit, el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha declarado recientemente que, si llega a La Moncloa, va a hacer todo lo posible para convertir a Ceuta en un enclave estratégico económico para las empresas que, en el caso de un Brexit duro, salgan de Gibraltar buscando acceso al mercado único europeo. “Esto para La Línea es un palo enorme”, ha valorado Loren Periáñez, que señala que “no hay voluntad política” para atender a la ciudad fronteriza de La Línea.