Gibraltar defiende la fluidez en la frontera como sinónimo de prosperidad para todos

358
Imagen de archivo de la frontera con Gibraltar.

El viceministro principal de Gibraltar, Joseph García, ha defendido hoy en Bruselas que un tránsito fronterizo fluido para todos, para residentes, turistas y trabajadores, es sinónimo de una mayor prosperidad para todas las partes.

“La manera en la que las personas y los bienes crucen la frontera después del 31 de diciembre de 2020 resulta fundamental para incrementar el nivel de prosperidad compartida que ya existe”, ha señalado García, planteando una zona de circulación común entre Gibraltar y la Unión Europea como posible camino a seguir.

García viajó a Bruselas este domingo para mantener distintas reuniones y compromisos durante estos dos días. Se dirigió a un público de elevado perfil compuesto por diplomáticos, periodistas y representantes de las instituciones de la Unión Europea en una sesión informativa muy concurrida y a la que se habían inscrito más de 150 delegados.

El tema de la sesión informativa fue ‘La otra frontera terrestre del Brexit: Gibraltar y el futuro de la relación entre el Reino Unido y la UE’, en la que García afirmó que “los intentos de la Unión Europea de intimidar a Gibraltar no han contribuido a reforzar la confianza y la buena voluntad de cara al futuro”. Declaró que el pueblo de Gibraltar a menudo se había sentido “agraviado” e hizo un llamamiento para que las políticas del “conflicto y la confrontación” diesen paso al “diálogo y la cooperación”.

El viceministro expuso cada ocasión en la que la Unión Europea había decepcionado a Gibraltar durante las negociaciones por el Brexit. Se refirió a las directrices de negociación de 2017 que daban a España un segundo veto, a la exclusión de Gibraltar de los planes de contingencia para un Brexit sin acuerdo de la UE, a la inclusión de la palabra colonia en el reglamento relativo a los visados y a la exclusión de Gibraltar de las negociaciones sobre el futuro por parte de la UE. En relación con Gibraltar, afirmó que “todo vale” y añadió que esto “representa nada más ni nada menos que el sometimiento de un pequeño territorio por parte de una enorme organización supranacional”.