La crisis de las mascarillas

34

No hay para todos. La falta de mascarillas se ha convertido en un problema que afecta a todos los sectores y todos los niveles, desde médicos y agentes de la autoridad hasta empleados de ayuda a domicilio de los municipios. Los equipos de prevención se ha convertido en uno de los mayores retos del Gobierno y las administraciones públicas durante esta crisis sanitaria por el Covid-19.

Las quejas por la falta de los equipos de prevención individual (EPIs) adecuados para la actual crisis sanitaria son constantes en todo el territorio nacional y en diferentes sectores. Afectan a personal sanitario, agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, trabajadores centros penitenciarios y de atención a mayores; por no hablar de las denuncias de empleados de empresas privadas que consideran que no cuentan con el material de seguridad adecuado y que están expuestos y exponen a otras personas.

Médicos y enfermeros de diferentes centros han denunciado que faltan mascarillas FPP2 (las recomendables). guantes y gafas protectoras y que se están viendo obligados reutilizar material. En el hospital de Algeciras, por ejemplo, se racionalizan guantes y mascarillas. La Junta de Andalucía ha puesto en los hospitales una serie de recomendaciones para el uso de mascarillas detallando quién y cuándo deben usarse.

Otros trabajadores que echan en falta mascarillas y otras medidas de prevención frente al Covid-19 es el personal de ayuda a domicilio. Muchos denuncian, incluso ayuntamientos, que realizan visitas a personas mayores y están realizando labores sin todo el equipamiento recomendado cuando están en permanente contacto con personas que son considerada grupo de riesgo.

El Gobierno de España reconoce que faltan mascarillas. El Estado reparte estos días el más de medio millón de ellas donadas por China entre las comunidades autónomas. Está elaborando también un plan logístico para repartir los equipos siguiendo unos criterios epidemiológicos según la necesidad. Por ejemplo, estas mascarillas chinas se destinarán en mayor número a la comunidad de Madrid, la más afectada por la pandemia.

La Policía interviene 19.600 mascarillas

Agentes de la Policía Nacional, en dos actuaciones realizadas en el marco de la alerta sanitaria COVID-19, han intervenido 19.600 mascarillas, 12.880 botellas de soluciones hidroalcohólicas, 1.280 gafas protectoras, 498.000 guates de nitrilo, 468 botellas de alcohol y 150 batas desechables.

Los productos han sido localizados en dos inspecciones realizadas en locales comerciales de Madrid situados en las localidades de Fuenlabrada y en el barrio de Usera, y han sido puestos a disposición del personal sanitario.

Por parte del Ministerio de Sanidad se comunicó la obligatoriedad a todas las empresas privadas y particulares que dispusieran de productos necesarios para la protección de la salud, como mascarillas, guantes, batas desechables, etc, para que comunicaran al Ministerio de Sanidad sus existencias y localización.