El alcalde condena la protesta de “indeseables” por el traslado de mayores

6769

El alcalde de La Línea, Juan Franco, ha condenado la protesta protagonizada por un “grupito de indeseables y descerebrados” que protestaron por el traslado al municipio de ancianos contagiados por coronavirus desde el centro de mayores de la localidad de Alcalá del Valle y ha querido dejar claro que “no representan a nuestra ciudad, que es solidaria”.

En declaraciones a Canal Sur Radio, recogidas por Europa Press, Franco ha lamentado que el traslado de los ancianos desde Alcalá del Valle a la residencia de tiempo libre de La Línea “no se ha gestionado bien” porque la Junta no informó en tiempo y forma al Ayuntamiento.

El alcalde linense ha explicado que ello impidió al Ayuntamiento “trasladar información cierta a la ciudadanía y se empezaron a generan bulos y rumores” que se difundieron con rapidez en el actual “estado de pánico” por el coronavirus que termina con “cuatro indeseables que acaban provocando este tipo de escenas que nos avergüenzan”.

Franco ha relatado que cuando el lunes por la tarde “empezaron los rumores” sobre el traslado de los ancianos de Alcalá se puso en contacto con representantes de la Junta, que le comunicaron que “sólo se estaban revisando” las instalaciones de la residencia de tiempo libre por si era preciso contar con un “recurso complementario” si aumentaba la cifra de infectados por coronavirus y “a última hora de la noche ciertas autoridades se ponen en contacto conmigo para decirme que efectivamente los enfermos vienen para acá sin dar más información”.

La Junta se disculpa por el retraso en la información

El alcalde de La Línea ha asegurado que conoció por la mañana “por la televisión” el número de personas que venía a La Línea y desde la Junta no se le facilitó “más información hasta las dos de la tarde”, actuación por la que con posterioridad se le ha pedido “disculpas”.

Tras defender que “en un momento de emergencia nacional todos debemos estar remando en la misma dirección”, Franco ha querido dejar claro que su queja por la falta de información obedece a que el traslado de los mayores de Alcalá hasta La Línea se podía haber “comunicado de otra forma y evitar el alarmismo”, ya que se ha mostrado convencido de que los “indeseables” que protestaron pensaban que los mayores “iban a estar sueltos por la ciudad”.

Por el contrario, ha explicado que los ancianos trasladados desde La Línea “van a estar perfectamente atendidos por trabajadores que también van a estar en régimen de confinamiento” en la residencia de tiempo libre, pero “si no se traslada la información te encuentras con la reacción de indeseables que no nos representan”.

Como prueba de la falta de información oficial, Franco ha relatado que fue él quien aclaró al alcalde de Alcalá del Valle que los ancianos no iban a ser trasladados “a un campamento” y ha insistido en que “en momentos tan tensos si la información no fluye se producen situaciones tan tensas como las que nos avergüenzan”.