Gibraltar activa sus estructuras de emergencia para responder al COVID-19

1077
Imagen de archivo.
arcgisa

El Gobierno de Gibraltar ha declarado al coronavirus como “incidente grave” y activa así el máximo nivel de su estructura de Contingencia Civil para responder a la pandemia del COVID-19. Esta respuesta se intensifica después de confirmarse los 56 casos positivos, de los que 42 están activos.

Esta declaración de “incidente grave” actúa oficialmente como factor desencadenante para que todos los organismos adopten formalmente una disposición de respuesta reforzada. La declaración ha sido hecha por el Ministro Principal Fabian Picardo en una reunión de Contingencia Civil el pasado viernes por la tarde. 

En el caso de COVID-19, ya se ha adoptado una estructura de mando en la práctica y todas las agencias involucradas han estado trabajando juntas durante los últimos meses en la preparación. Esto ahora se ha plasmado y reforzado formalmente.  

El Gobierno de Gibraltar señala que esta estructura de emergencia está bien ensayada. A lo largo del año se realizan ensayos para eventualidades de este tipo y diferentes escenarios para asegurar que todos los equipos de respuesta a emergencias estén preparados para reaccionar en tales eventualidades.  

Al respecto, el Ministro Principal afirmó que “esta declaración simplemente formaliza muchas de las estructuras de mando que han sido tan efectivas en las últimas semanas. Durante ese tiempo, hemos estado en contacto diario con el Gobernador y el Ministerio de Defensa británico”.

Se prohíben las pruebas de COVID-19 importadas 

Gibraltar ha prohibido además la importación de todas las pruebas de COVID-19, excepto las obtenidas a través de la Autoridad Sanitaria de Gibraltar (GHA). Esta decisión se toma con el objetivo de “mantener la calidad y detener la entrada de pruebas que no serían fiables”, explica el Gobierno en un comunicado. 

“Si se informa equivocadamente a las personas de que no tienen, o de que tienen COVID o han sido infectadas en el pasado, esto podría afectar negativamente a su cumplimiento de las medidas de distanciamiento social. En última instancia, podría conducir al colapso del GHA y al sufrimiento y la muerte innecesarios de personas que no habrían muerto si el GHA siguiera funcionando. Debemos reducir la curva de infección. Debemos salvar el GHA. Debemos salvar las vidas de nuestros amigos y familiares”.