Los desempleados podrán trabajar en el campo mientras cobran el paro

404
arcgisa

El Gobierno flexibilizará la contratación en el campo ante la falta de mano de obra por la crisis del coronavirus y permitirá la contratación de parados, que seguirán cobrando la prestación por desempleo, y de colectivos de inmigrantes.

El Consejo de Ministros ha dado este martes luz verde a un Real Decreto, que estará en vigor hasta el 30 de junio y que recoge medidas “urgentes” para poder garantizar la producción de cara a las próximas campañas agrícolas, que necesitan entre 75.000 y 80.000 trabajadores, así como el abastecimiento.

Este Real Decreto permite compatibilizar a los desempleados las tareas del campo, desarrolladas en su término municipal o colindantes, con la prestación por desempleo, subsidio agrario o una renta agraria.

A ellos se sumarán colectivos de inmigrantes cuyos permisos de trabajo o residencia finalicen antes del 30 de junio, que se renovarán, o jóvenes extranjeros, entre los 18 y los 21 años, a los que se facilitará el permiso de trabajo para incorporarse a estas tareas en el campo.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha precisado que quedan excluidos de poder compatibilizar tareas del campo y prestaciones sociales aquellos trabajadores vinculados a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) aplicado por el coronavirus y por la disminución de actividad vinculada a trabajadores por cuenta ajena al tener ya una “financiación y cobertura propia. Aquello que está vinculado al coronavirus no deberá ser aplicable en este contexto”, ha afirmado Planas.

En su intervención en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Planas ha señalado que se trata de “medidas extraordinarias para una situación extraordinaria”, que responden a la “demanda necesaria” de trabajadores en el sector agrario y se hace de “forma mesurada y concreta”.

“Aseguramos el abastecimiento, que no haya incremento de precios de cara al conjunto de los ciudadanos y es una oportunidad de conseguir un empleo o salario en quien trabaje en el campo en esta situación”, ha señalado Planas, quien ha precisado que los contratos se efectuarán por escrito, con un salario recogido en el convenio o Salario Mínimo Interprofesional (SMI), a través de transferencia bancaria.