La Policía Nacional detiene al último de los implicados en los incidentes de la residencia Tiempo Libre

1494

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Línea de la Concepción a un hombre de 29 años de edad y vecino de la localidad por su implicación en los desórdenes públicos iniciados en la residencia de Tiempo Libre de El Burgo durante la llegada de un grupo de ancianos procedente de Alcalá del Valle. El detenido es el último de un total de nueve investigados por su relación con estos incidentes ocurridos el 24 de marzo y se da por concluidas las investigaciones.

Estos incidentes tuvieron lugar cuando los servicios sanitarios trasladaron a un total de veintiocho personas de la tercera edad desde la localidad de Alcalá del Valle hasta la residencia linense. Según la Policía Nacional, los ancianos, afectados en su mayoría por COVID-19, “fueron recibidos por varios vecinos, que trataron de impedir su llegada, cortando varias calles a la circulación del tráfico rodado, empleando para ello barricadas y lanzamiento de objetos de distinta consideración”.

Dichos actos dieron comienzo cuando dos de los detenidos se desplazaron con su vehículo a las inmediaciones de la residencia con el objeto de obstaculizar el traslado de los pacientes y se enfrentaron a las dotaciones policiales desplegadas, colocando el mismo en mitad de la calzada a modo de barricada.

Tras grabarse con sus teléfonos móviles, hicieron un llamamiento a la ciudadanía a través de redes sociales y empleando una aplicación de mensajería instantánea, al objeto de que secundaran su boicot a la decisión de las autoridades sanitarias.

Varios vecinos de las inmediaciones salieron a sus terrazas para increpar a las dotaciones policiales y expresar su desacuerdo con el ingreso de los ancianos. Minutos más tarde, y en respuesta a la convocatoria, decenas de personas salieron a la calle, cortando el tráfico rodado, y estableciendo barricadas, tal y como se desprende de las declaraciones de los agentes desplazados hasta el lugar. Tras momentos de una elevada tensión, la actuación de los miembros  de la Brigada de Seguridad Ciudadana posibilitó el restablecimiento del orden público y el retorno a la normalidad.

Con este, son nueve los detenidos en este lamentable episodio, los cuales cuentan en su mayoría con antecedentes por tráfico de sustancias estupefacientes, “todos ellos viejos conocidos” por su relación con el mundo del narcotráfico.

La Policía Nacional asegura en una nota que, al margen de los hechos, han sido muchas las muestras de afecto y solidaridad protagonizadas por instituciones y vecinos de la ciudad, haciendo un poco más agradable la recuperación de nuestros mayores, entre los que se encuentra Ana, de 107 años, que ya había pasado la gripe española de 1918; una verdadera superviviente, recién recuperada de la enfermedad.