El dispositivo de playas se activará el 10 de junio

1288
Un grupo de personas se dirige a una de las playas de la ciudad. Foto: Manolo Glez.
arcgisa

El Ayuntamiento de La Línea ha informado que el levantamiento de la prohibición de usar las playas para el baño se producirá, según el Boletín Oficial del Estado, el próximo lunes, 25 de mayo si, como todo parece indicar la provincia de Cádiz pasa a la fase 2 de desescalada y con ello se reducen las medidas gubernamentales de restricción de la movilidad y del contacto social por el  por el coronavirus. 

El concejal y delegado municipal de Playas, Rafael León, ha confirmado que el Plan de Playas con todos sus servicios se activará el 10 de junio, por lo que apela a la responsabilidad de los usuarios entre los días 25 de mayo, si finalmente se permite el uso para el baño, y el 10 de junio, fecha de activación del citado plan. Para ello, el Ayuntamiento trabaja en los planes preceptivos que marca la Junta de Andalucía: el plan de seguridad y salvamento y socorrismo y el plan de contingencia para el Covid-19. 

El equipo de gobierno recuerda que el pasado 15 mayo se iniciaron los trabajos de limpieza mecanizada de las playas de levante y  poniente, para lo que se han incorporado dos máquinas limpia playas y tres tractores, uno de ellos equipado con batea de recogida manual de los contenedores y residuos esparcidos por el litoral. A lo largo de esta semana se incorporarán otras tres máquinas limpia playas y  un tractor.

También ha destacado los trabajos que se están realizando en la zona de Poniente para mejorar los accesos a las playas de personas con movilidad reducida, sustituyendo los equipamientos adaptados de 1,50 metros por otros de 1,80.  La medida se irá adoptando paulatinamente por todo el litoral.

La delegación de Playas ha incorporado dos nuevas torres de vigilancia, aumentando la seguridad del litoral con el equipamiento existente del pasado año; y las duchas, aunque ya se han instalado, se encuentran precintadas, a la espera de las disposiciones que se marquen desde el Gobierno para permitir o no su uso.