Un linense jubilado, contra el interés “usurero” de las tarjetas de hogar

Una reciente sentencia del Supremo avala este tipo de reclamaciones

920

La sentencia de la Sala Primera del Tribunal Supremo en la que desestima el recurso de casación interpuesto por Wizink Bank, contra una sentencia que había declarado la nulidad de un contrato de crédito ‘revolving’, por considerar usurario el interés impuesto, ha activado la búsqueda de información por parte de de muchos ciudadanos, interesados en saber el interés que tiene aplicado su tarjeta.

Con una carpeta llena de sentencias y noticias sobre casos ganados en diferentes juzgados del país, se presenta José Martínez, un jubilado que ya ha ganado otra sentencia sobre la cláusula suelo de su hipoteca, y que según manifiesta, no para de recibir ofertas para no seguir con una denuncia contra este tipo de tarjetas. “Primero me llamaron hace dos semanas para ofrecerme 3.000 euros, hace poco me han ofrecido 4.000 euros, pero no me quitan la deuda”, explica este afectado.

Martínez defiende que estas tarjetas no deberían de llamarse “revolving” puesto que son “simples tarjetas de hogar que no pueden superar el 10 o el 11 por ciento de interés”, según recoge una ley de 1908 en la que se fija el máximo interés sobre el préstamo del dinero.

Además, la sentencia afirma que “no puede justificarse la fijación de un interés notablemente superior al normal del dinero por el riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito al consumo concedidas de un modo ágil (en ocasiones, añadimos ahora, mediante técnicas de comercialización agresivas); y sin comprobar adecuadamente la capacidad de pago del prestatario, pues la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobre endeudamiento de los consumidores, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico. Por tanto, la justificación de esa importante diferencia entre el tipo medio aplicado a las tarjetas de crédito y revolving no puede fundarse en esta circunstancia”.

Martínez, como afectado de esos intereses “usurarios”, se ha puesto en manos de una compañía de abogados asturiana que “se compromete al estudio de los casos que reciba y a cobrar solo de las costas y una parte proporcional de la compensación recibida por sus clientes”, afirma el emprendedor de este movimiento.

Afirma y entiende que “los bancos son un negocio más” y solo trata de que no le engañen, pero también habla de otras tarjetas de hipermecados o empresas como Sigma, Cetelem, etc. Según sus palabras no le mueve ningún interés económico. “Solo colaborar y hacer saber que esto ocurre, y para ello solo nos tenemos que fijar en nuestro extracto cada mes”.

Martínez ha puesto a disposición de los interesados su email: pepeymaritere@hotmail.com y espera recibir los nombres y teléfonos de los interesados para derivarlos a la firma de abogados que, según dice, han ganado muchos de estos casos.

Un vecino se pone al frente de un movimiento contra las tarjetas con intereses usurarios

💳💸 José Martínez se pone al frente de un movimiento contra los cobros con intereses "usurarios" en tarjetas de hogar y revolving.

Publicada por La Calle Real en Miércoles, 3 de junio de 2020