Un linense de 24 años obtiene la beca más prestigiosa de Bélgica

4114
Darío García desarrolla su doctorado en Neurobiología en la Universidad de Louvain, en Bruselas.

De La Línea a Bruselas, logrando la beca de investigación más prestigiosa que concede la institución belga FNRS (Fund for Scientific Research). Esta es la última hazaña, ejemplo de esfuerzo, trabajo y talento, de uno de los muchos linenses por el mundo. Esta vez es Darío García Sánchez, un joven linense de 24 años que ha obtenido una de las becas de investigación más reconocidas en Bélgica, lo que le asegura desarrollar su proyecto de doctorado durante cuatro años y le promete abrir otras puertas en el mundo científico.

Darío García estudió Biotecnología en la Universidad de Cádiz, completando estos estudios universitarios con un Máster en Investigación en Inmunología por la Universidad de Granada. Hace apenas unos meses, a principios de año, inició su doctorado en Neurobiología en la Universidad Católica de Louvain, en Bruselas.

Aquí, en el norte de Europa, hay más facilidades para dedicarte a la investigación. En España hay muchas dificultades. Es muy difícil comenzar a investigar con un contrato, sino que tienes que empezar a hacerlo gratis, esperando que algún momento puedas tener suerte y conseguir una beca. Aquí en Bruselas yo he empezado directamente con un contrato de un año y ahora he obtenido esta beca para otros cuatro años”, explica a este medio Darío.

La beca de la FNRS no sólo es importante por su cuantía económica, que asegura el proyecto de investigación durante los próximos cuatro años, sino que “también concede algo distintivo, un cierto prestigio que espero que abra muchas otras puertas”, añade. Cuatro expertos evaluaron la solicitud de Darío el pasado mes de febrero, otorgándole esta beca como primer candidato.

Su propio jefe de proyecto fue quien le animó a que optara a algunas de las becas de investigación que se conceden en el país belga. “Hay unas cinco o seis diferentes y nosotros fuimos a por la más importante, la mejor de Bélgica, para la que se tiene en cuenta el proyecto que presentas, tu experiencia previa, tu currículum y muchas otras aptitudes. En España esto es prácticamente imposible porque lo que más se tiene en cuenta es la nota media de la carrera sobre todo lo demás”. Darío supera el 7 de media en su expediente académico en Biotecnología, “y esto en España parece que no es suficiente”.

Este joven linense estudia en su doctorado un tipo de proteína que se encuentra en las neuronas. Una investigación que puede sentar las bases para futuras vías de estudio relacionadas con enfermedades como la epilepsia y otras malformaciones genéticas.