Aqualia asumirá los daños materiales de los vecinos por la rotura de tubería en la calle Colón

665
Trabajos de reparación de la tubería, ayer por la tarde.

Los trabajos de reparación del tramo de tubería que reventó ayer al mediodía en la calle Colón están previstos que finalicen a lo largo del día de hoy. El suministro de agua volvió anoche, aunque esta mañana, continuando con estos trabajos, se han producido nuevos cortes.

La empresa Aqualia se encarga de la reparación de esta tubería de abastecimiento de agua que ayer sufrió una rotura en uno de sus tramos en la calle Colón, estropeando el día a muchos vecinos que tuvieron que achicar agua de sus domicilios y garajes. Aqualia cortó el suministro agua para controlar la situación e iniciar ayer mismo por la tarde las obras de localización y reparación de la rotura. Anoche se volvió a restablecer el suministro, aunque esta mañana se han producido nuevos cortes para controlar pequeñas fugas y arreglar, ya con la luz del día, algunas de las conexiones de viviendas a la tubería general que se vieron afectadas.

Vecinos de la calle Colón denuncian que no es la primera vez que se producen roturas de tuberías de este tipo. Así lo explica también a este medio el concejal Manuel Abellán, quien hace unas semanas asumió la delegación de Infraestructuras. Abellán ha mantenido precisamente hoy una reunión con responsables de Aqualia; una cita que ya estaba programada y en la que se ha abordado el incidente de ayer, planteándole a la concesionaria que, dada la antigüedad de las tuberías, estudie soluciones más definitivas a largo plazo. Aqualia se hará cargo además de los desperfectos y daños materiales ocasionados a los vecinos.

La antigüedad de las infraestructuras hidráulicas, tanto de abastecimiento como de redes de evacuación, es un problema generalizado en la ciudad de La Línea. A finales del pasado mandato, el equipo de gobierno ya presentó un Plan de Infraestructuras Hidráulicas para abordar esta situación con un cambio total de la red de alcantarillado. Un proyecto que, según destaca Abellán, requiere de tiempo y una inversión que supera los 32 millones de euros.