Arcgisa y el Ayuntamiento reforzarán el servicio para solucionar los problemas de basura

288
Imagen hecha pública por el sindicato CSIF.

Responsables de la empresa pública Arcgisa y del Ayuntamiento de La Línea de la Concepción han celebrado hoy una reunión para tomar medidas frente a los reiterados problemas relacionados con el depósito de basuras en el término municipal, como son el desbordamiento de la capacidad de los contenedores o los depósitos de enseres y escombros en lugares indebidos. Entre las acciones está el refuerzo del servicio, una recogida nocturno y endurecer las sanciones.

El alcalde, Juan Franco, informó al término del encuentro de que la situación es preocupante y que durante el mes de junio se ha incrementado en un 77 por ciento la cantidad de materiales recogidos fuera de los contenedores.

Las propuestas para atajar esta situación pasan por medidas inmediatas, como recogida nocturna en la zona de los Junquillos para evitar acumulaciones y refuerzo de un equipo más para la retirada de enseres con un total de tres.

A medio plazo, la previsión de Arcgisa es eliminar el sistema lateral de recogida en los 44 puntos de los Junquillos, Mirasierra y el Zabal, para sustituirlos por el método anterior; implantar un protocolo para los subproductos animales no destinados al consumo humano a partir del mes de enero, y habilitar un teléfono en el que los ciudadanos comuniquen el depósito de enseres.

Por parte municipal la batería de medidas pasa por reforzar con medios propios la recogida de escombros y efectuar un control de las empresas que proveen este tipo de servicios para verificar que los depositan conforme a la norma, así como controlar los solares sin vallar.

También se prevé una campaña de sensibilización desde la delegación de Limpieza para informar a la ciudadanía sobre normas, existencia del punto limpio, etc; la creación de bolsas de empleo con el objetivo de aumentar los medios humanos en la recogida de residuos y la imposición de sanciones. En este aspecto, el alcalde anunció la actualización de las cuantías fijadas en las ordenanzas municipales, “no con ánimo recaudatorio, sino para concienciar a las personas más incívicas que, por lo que vemos, no entienden de otra forma”, matizó.

Juan Franco espera que con este nuevo esfuerzo, a la mayor brevedad, La Línea alcance una situación de normalidad en materia de limpieza.