Diez sanitarios del hospital, en cuarentena tras atender a un positivo en maternidad

28402
Zona de Urgencias del Hospital de La Línea. Foto: Manolo Glez.

Diez sanitarios del Hospital comarcal de La Línea se encuentran en cuarentena tras atender a una paciente en la planta de maternidad que ha dado positivo en las pruebas de detección del coronavirus.

Según ha podido confirmar este medio, el equipo médico que atendió a la joven embarazada, que tuvo un parto rápido, ha sido enviado a casa para cumplir cuarentena después de conocerse que, tras dar a luz, la paciente asintomática ha dado positivo en Covid-19.

Tal y como explican a este medio fuentes de este centro sanitario, la joven llegó al hospital con el parto ya iniciado por lo que no dio tiempo a cumplir el protocolo y practicarle una prueba PCR previamente. Una vez que ya había dado a luz se le sometió a un test de detección del Covid que finalmente ha dado positivo.

Como medida preventiva, se ha decidido apartar del servicio a todos los sanitarios, una decena de ellos, que han tenido contacto directo e indirecto con esta paciente. Una vez que estos profesionales obtengan los resultados de las pruebas PCR a las que han sido sometidos podrán reincorporarse o no al trabajo. Según explican a este medio fuentes sindicales, dos de estos compañeros sanitarios ya han dado negativo en estas pruebas y les han indicado que permanecerán en cuarentena para repetir otro test a los diez días de aislamiento.

Esta es una de las cuestiones que reivindican los sindicatos sanitarios: una revisión de los protocolos de actuación para impedir que, como según denuncian ha ocurrido en otros casos, los sanitarios se reincorporen a sus puestos si no presentan síntomas después de una serie de días guardando cuarentena. Exigen que se les permita cumplir correctamente con la cuarentena y tras diez días en aislamiento repetir la prueba PCR.

Por otro lado, sindicatos como CSIF vuelven a poner el acento sobre la falta de personal que sufre el Hospital de La Línea. Un asunto al que se le suma también falta de material de protección en algunas plantas de este centro donde los sanitarios sólo disponen de mascarillas quirúrgicas y no FFP2, según denuncian.