Netflix estrena el documental que indigna a La Línea

3247

Netflix ha estrenado este miércoles la miniserie documental ‘La Línea: La sombra del narco’. Una producción de cuatro episodios de 30 minutos de duración cada uno en el que se aborda la problemática del narcotráfico. Una problemática que afecta a todo el Campo de Gibraltar, la provincia de Cádiz y otros puntos de Andalucía como Huelva, Málaga y Almería, entre otros, pero que Netflix ha centrado en esta zona, concretamente en La Línea. A pesar de que en estos distintos episodios salgan otros municipios de la comarca como Algeciras. El anuncio del estreno de esta serie documental provocó toda una ola de indignación y crispación entre la sociedad linense, que ve como de nuevo se vuelve a centrar el foco mediático sobre La Línea tirando de problemáticas que afectan sólo a una parte de la población pero que estigmatiza a toda la ciudad.

La serie de Netflix está formada por 81 entrevistas y 336 horas de grabación en las que aparecen desde el alcalde de La Línea, Juan Franco, a residentes de la ciudad, agentes de la fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado; Guardia Civil, Policía Nacional y Vigilancia Aduanera, miembros del cuerpo de justicia, fiscal y abogados, y también personas vinculadas a las bandas del narcotráfico, centrándose en el clan de ‘Los Castañas‘ y el cerco de la policía a los hermanos Isco y Antonio Tejón, así como Samuel Crespo y el suceso del hospital comarcal de La Línea.

Un elenco de voces, de testimonios, con los que se trata de esbozar la lacra del narcotráfico, todo lo que lleva parejo detrás y acarrea a su alrededor. El documental fue grabado hace hace ya más de un año, entre las Navidades de 2018 y las elecciones municipales de mayo de 2019. Precisamente, las últimas escenas de esta serie muestran la abrumadora victoria de Juan Franco en las urnas. El alcalde aprovecha además su participación en este documental para aplaudir y poner en valor el trabajo policial pero reclama al mismo tiempo un plan integral y estructural para la ciudad. “Necesitamos una apuesta decidida, real y efectiva por parte del Estado y de la Junta de Andalucía. No podemos salir de esto por sí solos”, declara Franco, que defiende también la otra realidad, sana y amable, pero no tan mediática de esta ciudad. “Yo miedo no he sentido nunca. La imagen de la ciudad está por los suelos y esto tiene unos daños colaterales en el sector turístico y en las inversiones. Todo el que viene se va encantado, pero el problema es cómo los convences para que vengan. Hay muchos extranjeros viviendo aquí que les gusta esto, por sus playas, su gastronomía, los bares, los precios, y no se quieren ir”, señala Franco.

Netflix muestra además imágenes de una de las últimas concentraciones protagonizada por la ciudadanía linense para mostrar su rechazo al narcotráfico y donde la población volvió a denunciar el olvido histórico de las administraciones con esta ciudad. “La Línea sigue siendo el pueblo de España más maltratado y olvidado por los sectores políticos. Que en Madrid escuchen nuestros gritos. Estamos dispuestos a luchar por nuestro pueblo. Todos unidos. Todos juntos”, declaró el bailaor linense David Morales en la lectura de un manifiesto. Por su parte, los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad reclaman más medios humanos y materiales para luchar contra el narco en igual de condiciones, apoyo político y también jurídico, con una justicia más rápida y efectiva.