El aforo del cementerio se reduce a la mitad para evitar aglomeraciones en Todos los Santos

636
Cementerio La Línea. Foto: Manolo Glez.

La delegación municipal de Cementerios, que dirige el concejal Bernardo Piña, ha dado a conocer los cambios previstos este año con motivo de la Festividad de los Santos y Difuntos, a consecuencia de la pandemia del Covid-19.

Con este motivo se ha decidido la suspensión de la tradicional misa, teniendo lugar la ofrenda floral el día 30 de octubre, a las 12.00 horas. Como novedad, esta edición contará con menor representación municipal: el alcalde, el concejal de Cementerio y dos portavoces de la oposición.

El aforo se reducirá a la mitad con la existencia de controles de entrada, pasando de 400 a 200 personas. El horario de apertura será el de otros años, de 09.00 a 17.00 horas, de forma ininterrumpida, siendo obligatorio el uso de mascarillas de protección y recomendado llevar gel hidroalcohólico para el lavado de manos previo y posterior al uso de enseres comunes en el camposanto.

Con el objetivo de evitar aglomeraciones, a nivel municipal se recomienda asistir en los días previos o posteriores a los festivos.

Desde el Ayuntamiento se ha organizado un dispositivo tanto a nivel de personal, con refuerzos de mantenimiento, limpieza, jardinería y vigilancia, como con la dotación de medidas higiénico-sanitarias, con un protocolo similar al que se dispuso tras el estado de alarma.