“No voy a pagar ni un duro a Hacienda por ropa que me da la gente para que la envíe a África”

Faustino Laza, campogibraltareño artífice de la ONG "Abrígame", denuncia en redes sociales haber sido requerido a pagar impuestos en la Aduana, tras regresar de Gibraltar con prendas usadas

1428
Faustino Laza, enseñando la ropa recogida hoy en Gibraltar

Faustino Laza, un linense afincado en San Roque artífice de “Abrígame”, asociación sin ánimo de lucro que envía ropa de segunda mano a niños de África, ha difundido un vídeo en redes sociales en el que denuncia públicamente lo que le ha sucedido este miércoles, 20 de enero, en la Aduana de La Línea, tras recoger en Gibraltar varias donaciones de particulares. Según lamenta Laza en el vídeo, que está siendo ampliamente compartido por sus seguidores, cuando se disponía a regresar, las autoridades españolas le reclamaron que pagara impuestos por dichas prendas usadas, a pesar de explicarles a qué se dedicaba y por qué llevaba en su furgoneta esas bolsas llenas de ropa.

En el vídeo, el impulsor de “Abrígame” explica cómo lleva a cabo esta labor y enseña a cámara tanto la parte trasera de su furgoneta, aún con las bolsas de ropa recogidas en Gibraltar, como el interior del contenedor en el que todas las prendas que recibe se clasifican y organizan en cajas, según se encuentren o no en buen estado, para, posteriormente, enviarlas a África.

Según continúa narrando Faustino Laza, que, según afirma en su página de Facebook, estuvo un tiempo trabajando en Camerún, esta mañana acudió a Gibraltar a recoger las donaciones realizadas por una familia, entre las que había también prendas escolares y otras con contenido publicitario, y, ya de vuelta en la frontera, no tuvo problema alguno con la Policía gibraltareña, pero sí con los funcionarios españoles de Aduanas, que le insistieron en que debía pagar impuestos por la mercancía que llevaba. “¿Tengo que pagar impuestos por ropa que me han regalado para una organización benéfica?”, cuenta Laza que preguntó, recibiendo la misma respuesta: había que pagar.

Imagen compartida por Faustino Laza en la página de Facebook de su ONG

“Ningún niño sin ropa”

“Hacienda Tributaria, no voy a pagar ni un duro por ropa que la gente me ha regalado para que llegue a las aldeas perdidas de África”, advierte el hombre, indignado, en otro momento del referido vídeo, en el que afirma que seguirá haciendo todo cuanto esté en su mano para que ésas y otras donaciones lleguen a sus destinatarios. “Me estoy encontrando muchos impedimentos, pero las voy a llevar… Voy a seguir con mi organización, voy a seguir buscando ropa, y voy a mandar la ropa a donde tiene que llegar”.

Bajo el lema “Ningún niño sin ropa”, la página de “Abrígame” en Facebook suele compartir publicaciones de las donaciones que periódicamente van recibiendo, así como del destino de las mismas. En estos últimos días, de hecho, ha compartido varias fotos sobre las “huchas solidarias” con las que colaboran algunos establecimientos de la comarca.