La Junta demanda registrar como injustificadas las ausencias por “miedo al coronavirus”

El pasado viernes, el Consejo Escolar Municipal reiteró de nuevo la imposibilidad de mantener la seguridad frente a los contagios en las aulas linenses

2040
Un colegio vacío tras la vuelta de las Navidades. Foto: Sandra Domínguez.

La Junta de Andalucía sigue sin cortar las clases ante las altas tasas de contagios por coronavirus actualmente existentes en La Línea. Esto ha motivado que muchos linenses dejen de llevar a sus hijos a los centros educativos del municipio, propiciando unas tasas de absentismo elevadísimas, con colegios casi vacíos durante las últimas dos semanas.

Según ha podido saber 8Directo/La Calle Real, la Consejería de Educación y Deporte ha pedido a los centros educativos que dejen de computar desde este lunes 25 de enero las faltas por la situación de pandemia – “por miedo al contagio” – como justificadas y pasen a ser injustificadas, requiriendo por tanto la presentación por escrito de algún motivo válido para no haber acudido a ese día al centro educativo. Además, la Junta también insiste en que se deben seguir las modalidades implantadas a principios de curso, sin posibilidad de una docencia totalmente online.

La situación puede afectar negativamente a muchos linenses. Según algunas de las circulares remitidas por los centros a los alumnos y padres, esta situación puede suponer la apertura de un protocolo de absentismo en el caso de los menores de 16 años o incluso de la pérdida de alguna beca de la que pudieran estar siendo beneficiarios los estudiantes.

El alcalde de La Línea, Juan Franco, ha reiterado en numerosas ocasiones a la Junta de Andalucía la posibilidad de retrasar el inicio del curso escolar presencial en el municipio linense. En estas últimas semanas posteriores a la Navidad, el Consejo Escolar Municipal ya se ha reunido varias veces para tratar este asunto, pero de momento no ha tenido ningún éxito.

Tras el último consejo del pasado viernes, Franco señaló la disposición de poner en marcha una mesa técnica de absentismo. El alcalde añadió que hay dos personas trabajando en ese asunto en el Consistorio y estiman que deberían tramitarse unos 11.800 expedientes con las tasas actuales de absentismo.

Esta lucha ha sido una constante desde después de Navidad, fecha desde la que han sido muchos los padres que han decidido no llevar a sus hijos a los colegios. El día 11 de enero, primera jornada lectiva tras las vacaciones navideñas, un gran número de colegios registraron asistencias por debajo del 10%. En aquel momento, la tasa de incidencia en La Línea era de 1.455 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Apenas once días después, el pasado viernes, este número se ha incrementado en mil puntos hasta los 2.460,9 casos.