Salud, que no faltes

364

La Línea continúa disfrutando de esta atípica Semana Santa en los templos. Una Semana Santa diferente pero igual de emotiva, o incluso más, por todo lo ocurrido estos meses atrás. Así se ha vivido al menos este Jueves Santo en la parroquia de San Pedro en la que descansan las imágenes titulares de Jesús del Perdón y la Virgen de La Salud.

Y es que si La Salud, una talla que por su elegancia y belleza y el arroje particular de su cuadrilla de costaleras ya solía reunir a una gran cantidad de fieles, este año ha desbordado con creces este número. Salud, que no falte la Salud. Bajo todas las medidas de seguridad impuestas por las autoridades sanitarias ante la pandemia de COVID-19, con un estricto control de aforo por parte de la hermandad, el respeto de la distancia de seguridad y la dispensación de gel hidroalcohólico, la parroquia de San Pedro ha registrado este Jueves Santo una multitudinaria afluencia de cofrades, fieles y devotos que han guardado cola para compartir rezos, ruegos, plegarias y ofrendas florales con los titulares de esta hermandad.

Isabel Ramírez, vicehermana mayor de la hermandad de San Pedro, ha destacado a este medio el gran número de personas que estaban pasando este día por la parroquia, agradeciendo la acogida y el calor recibido. Ramírez se conforma, como el resto de compañeros cofrades, con el salto cualitativo experimentado esta Semana Santa, “algo es algo”, y se refugia en la esperanza, y sobre todo en la fe, de que la próxima sea todavía mejor, culminando la estación de penitencia en la calle.

Algo en lo que coinciden desde la hermandad del Gran Poder, que junto a Almas y Angustias, conforman el Jueves Santo de la Semana de Pasión linense. David García, hermano mayor del Gran Poder, otra imagen que históriamente arrastra cantidad de seguidores, señalaba el conjunto de emociones y sentimientos encontrados estos días entre los hermanos cofrades y apunta, por otro lado, al trabajo continuo de las hermandades (no sólo una semana, no sólo un día), especialmente en la labor caritativa tras estos duros meses de pandemia y sus efectos. Las hermandades y cofradías de la ciudad han celebrado este Jueves Santo distintos cultos internos para encarar la recta final de esta Semana Santa.