La Peña Flamenca Cultural Linense, 40 años viviendo el flamenco

303

La Peña Flamenca Cultural Linense cumple hoy 40 años, cuatro décadas de trabajo y pasión por el flamenco. “A pesar de no poder celebrarlo como desearíamos, queremos recordar a toda nuestra familia flamenca, a todas nuestras amistades, instituciones y a nuestras peñas hermanas en el Campo de Gibraltar, Cádiz y Andalucía que las peñas flamencas seguimos siendo fundamentales, ahora más que nunca, en la conservación de la cultura andaluza Patrimonio de la Humanidad”, declara el presidente, Enrique Morales.

“Desde hace cuarenta años, estamos empeñados en que todos los linenses, y también quienes nos conozcan desde cualquier lugar, sepan que La Línea es uno de los rincones más flamencos del mundo. Es la tierra de las bulerías y el cante de Antonio El Chaqueta, de los fandangos del Chato Méndez y Corruco, la que habitó Camarón de la Isla durante 25 años, la del baile de David Morales, la tierra de la Paca, de Juan Montoya, de Juanito Maravillas, la de la guitarra de Quino Román. La de Juan Mesa. Y muchísimos más. La que lleva en lo más hondo de sus entrañas el flamenco”, expresa la Peña Flamenca Cultural Linense en un comunicado.

La peña ha recordado que durante estos cuarenta años “se ha llenado de actuaciones, homenajes, congresos, convivencias, formación a los escolares…”. Además, ha recuperado la cuadra de Juan Mesa, creado un museo flamenco para honrar a las grandes figuras de la ciudad, y custodia los mejores archivos sonoros de todas las actuaciones de los mejores artistas, y de los buenos aficionados. “Y seguimos, con esfuerzo y pasión, atesorando todas las huellas de uno de los mayores patrimonios con que cuenta La Línea de la Concepción: el Patrimonio Inmaterial del Arte Flamenco. Porque pensamos que el flamenco es uno de los baluartes inexplorados en el proyecto turístico linense y, en este sentido, estamos dispuestos a cooperar con la ciudad para que se conozca y se difunda cuanto más, mejor”, afirma Enrique Morales en un comunicado en nombre de toda la junta directiva.

“En estos momentos en los que no podemos reunirnos con nuestra familia flamenca como deseamos, en los que lloramos la pérdida de algunos de nuestros miembros más queridos y en el que también la pandemia nos azota, como a todos, seguimos reivindicando el apoyo al flamenco y a sus artistas, justo en estos momentos difíciles para la cultura”, añade.

Próximas actividades, si la pandemia lo permite

“Si la pandemia lo permite, en los próximos meses empezaremos a recuperar parte de nuestra actividad, con todas las medidas biosanitarias necesarias, para que quede patente que nuestros artistas necesitan recuperar el escenario, con la máxima precaución, pero también con la seguridad de que es posible realizar una cultura segura. Y porque necesitamos y queremos devolver a nuestra entidad la alegría de la que siempre ha hecho gala. Y seguiremos luchando por conservar el flamenco”, sentencia.

Una de las actividades más importantes en las que la peña linense trabaja es el IV Congreso Flamenco Antonio El Chaqueta que, de la forma que sea posible en función de la evolución de la pandemia, espera celebrarse en el mes de noviembre y con el que, nuevamente, pretende abrir un importante debate sobre el flamenco actual y su imagen pública.

En sus tres ediciones anteriores, el Congreso Flamenco Antonio El Chaqueta ya ha conseguido consolidarse como una de las citas más importantes del calendario flamenco de Andalucía, combinando ponencias, exposiciones y actuaciones. A este respecto, seguiremos ofreciendo más detalles próximamente.

“Esperamos poder celebrar nuestro aniversario en el momento en que la situación sanitaria lo permita y, sin duda, seguiremos trabajando por la conservación y la difusión del flamenco como hemos venido haciendo en estos últimos cuarenta años”.