La Balona, que no pare la fiesta

216
Balona, en un acto solidario.

El Municipal de La Línea vivirá este domingo (17.00) una fiesta en el encuentro frente al Córdoba CF. La Real Balompédica Linense y sus aficionados continuarán festejando el ascenso a la Primera RFEF conseguido por méritos propios la pasada semana en Murcia. Es el último partido en casa de la temporada y una oportunidad para reconocer al plantel, por eso el club ha convocado a sus aficionados a las 15:15 para recibir al autobús del equipo como merece.

La Balona ha hecho una segunda fase del campeonato, en la que se luchaba por ascender a la Primera RFEF, perfecta. Tres victorias y un empate han permitido a los de Antonio Calderón situarse primeros de su grupo y conseguir el objetivo a falta de dos jornadas para finalizar la competición. Por eso, el encuentro de hoy se afronta en La Línea, como no, con todas las ganas de seguir compitiendo al mismo nivel pero también será una merecida fiesta, que se ha alargado durante toda la semana. Primero fue la de Murcia, vivida por los jugadores, técnicos y directivos. Algunos de los más fieles se acercaron el lunes al primer entrenamiento para recibir a sus héroes y el jueves también hubo un recibimiento por parte de las autoridades municipales.

En cuanto a lo deportivo, los albinegros miden su racha con un Córdoba que necesita ganar lo que resta y esperar que el Sevilla Atlético falle en estas dos jornadas para lograr el ascenso a la Primera RFEF. Lo hacen con bajas como las de Antoñito y Paco Candela.

El técnico, Antonio Calderón, aseguró en rueda de prensa que su equipo tiene que comportarse “de manera profesional hasta el final” porque hay equipos que se juegan mucho, pero con la “satisfacción de haber conseguido el objetivo”.

Homenaje a Santiago Aragón

Además, la Balona va a homenajeara al exfutbolista y exentrenador Santiago Aragón García, al que entregará una camiseta conmemorativa. Santiago Aragón García, nacido el 3 de noviembre de 1941 en la población sevillana de La Rinconada, vino a La Línea en la temporada 1972-73 procedente del CD Málaga, con el que había estado ocho temporadas entre Primera y Segunda. Su hermano Paco había jugado dos años antes en la Balona, a la que llegó del Triana, filial del Real Betis.

Conocido por todos como el Chato, llegó a la Balona ya con 31 años y se erigió en futbolista determinante siempre en el centro del campo con un juego técnico extraordinario y una gran maestría en el lanzamiento de faltas. Pronto se ganó el cariño y la admiración de la afición hasta el punto de que permaneció cinco temporadas como blanquinegro, hasta los 36 años.

En cuatro ocasiones compaginó las tareas de entrenador con las de jugador. En la primera temporada en la Balona se hizo cargo del banquillo como entrenador el 5 de febrero tras el cese de Paquirrini. Fue jugador y técnico hasta el 28 del mismo mes, cuando fue contratado Juan García Balado. Dos años después, en la 74-75, se repitió la historia y Aragón sustituyó a Jaco Zafrani el 21 de mayo, aunque en esta ocasión se mantuvo hasta el final de la campaña y logró superar aquella histórica promoción de permanencia ante el Alicante.page1image31470528

La tercera vez que se hizo cargo del equipo fue en la siguiente temporada, la 75-76, cuando fue cesado Diego Mendoza y se estuvo a la espera de la llegada de Francisco Campos.

En esta temporada se consumó el ascenso a Regional Preferente, pero Santiago Aragón siguió en el equipo y luego renovó en el regreso a Tercera en la 77-78. Es más, fue él quien se hizo cargo de los entrenamientos de pretemporada hasta que el 2 de agosto fichó Joaquín Carreras.

Balona solidaria

Jugadores, cuerpo técnico y directiva de la Real Balompédica han querido sumarse a la acción solidaria puesta en marcha a través de la Peña Pichigüey para hacer una aportación de latas de refresco, que serán puestos a disposición de Oscar Marín Torres, quien ayuda todos los días a más de 300 personas en riesgo de exclusión social y sin recursos suficientes, a las que entrega comida a diario para ayudar a sobrellevar esa complicada situación, y que precisa de la máxima colaboración ciudadana para poder llevar a efecto esta ayuda.